vogue-405148Este tema del tamaño tiene tantas discusiones como visiones, los menos favorecidos en proporción, les gustará la teoría de que lo que importa es saberse mover, los mejores dotados, por su parte lucirán orgullosos la longitud de sus miembros que entre otras cosas les hará sentir más potenciada su masculinidad.

No pretendo dar aquí la verdad única, el sexo y el placer permiten tener un espectro tan amplio de gustos como de sabores, pero chicos, si bien el tener un pene grande no les garantiza ser una máquina productora de placer en la cama, créanme que esto sí nos ayuda a sentir un poco más.

Hagamos un paralelo, imagina la relación sexual con un hombre inteligente, apuesto, buen conversador, caballeroso, con buen olor, atlético, buen sentido del humor, una lengua deliciosa, unas manos que saben tocarte y un pene de buen tamaño; ahora, imagina al mismo hombre, la misma relación sexual ¡pero con un pene pequeño! Eso, definitivamente desde mi punto de vista, nunca nunca se sentirá igual, pero cada quien habla desde su paladar, a mí por ejemplo, me parece delicioso dar una rica mamada en un pene erecto y grande, me genera más placer y excitación estar de cara a un pene prolongado, se siente más rico tenerlo entre las manos.

Así que ya saben, aunque el tamaño no lo hace todo por ustedes, sí les da una buena ayudita.

Autor: Anónimo